La Cámara Civil reclamó al Consejo de la Magistratura un límite de horario y días para las presentaciones digitales

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil solicitó al Consejo de la Magistratura de la Nación que disponga un límite a las presentaciones digitales, tras un reclamo del gremio.
Mediante una nota enviada al presidente del Consejo, Alberto Lugones, los integrantes del Tribunal de Superintendencia solicitaron un rango de días y horas hábiles para efectuar presentaciones digitales en el sistema de gestión de expedientes, más conocido como Lex 100.
Los camaristas Oscar Ameal, Marcela Pérez Pardo y María Benavente esgrimieron que la implementación del teletrabajo “incrementó el volumen de tareas” por el “ingreso indiscriminado de escritos judiciales durante las 24 horas del día, toda la semana, aún en días inhábiles y fines de semana”.
Explicaron que esta situación provoca un “atoramiento de la gestión, pues el mayor volumen de la demanda del servicio de justicia, debe ser atendida con la misma dotación de personal existente a la época anterior a su implantación, la que no puede estar a disposición de la prestación de servicio indeterminadamente”. También argumentaron que este límite es una “práctica normal y habitual” en operaciones mediante home banking o reclamos administrativos en entes de control.
Desde el gremio confirmaron que esta situación genera consecuencias en la salud de los trabajadores, por lo que reclamaron un límite horario que no supere las 16 horas para las presentaciones judiciales en días hábiles y además se impida la suba de presentaciones judiciales los días inhábiles.
Sobre este último punto, el Tribunal de Superintendencia hizo hincapié en el "derecho a la desconexión” y la necesidad de “preservar la salud psicofísica de todo el plantel del fuero” frente al surgimiento de numerosos pedidos de licencia por “afecciones psicológicas” y “agotamiento”.
“Ha quedado prácticamente desdibujado el límite entre el horario hábil e inhábil para la presentación de escritos y específicamente para el cumplimiento de tareas, acarreando una cuasi vulneración de las normas legales y reglamentarias vigentes para protección de los funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y orden administrativo de los tribunales y oficinas del fuero”, indicaron los vocales en la nota.
Ante la cercanía de la feria judicial de verano, la Cámara Civil advirtió la probabilidad de un “ingreso indiscriminado de presentaciones ordinarias” durante este período y las posibles consecuencias en el comienzo del próximo año hábil judicial cuando se retomen las tareas con un “remanente incalculable de mails que pueden registrarse en la bandeja de entrada de los tribunales, si no se regula un rango de días y horas hábiles para ello”.

Fuente: http://www.diariojudicial.com