La Justicia ordenó la reincorporación de un trabajador aplicando el DNU 329/20

Se trata de la aplicación de la norma que prohíbe los despidos dispuesto porque el Poder Ejecutivo Nacional a raíz de la pandemia mundial del COVID-19.


Así lo dispuso el Juzgado Nacional de 1ra Instancia del Trabajo N° 20, a cargo de Ana Alejandra Barilaro, que ordenó reinstalar a un trabajador que había sido despedido aplicando lo establecido por el artículo 2 del DNU 329/20.
La medida fue dispuesta el mismo día en que ingresó y sin traslado a la parte demandada por ser presentada como una medida autosatisfactiva ante el despido realizado por el empleador en los términos del artículo 247 de la L.C.T. Ello implicaba además del despido en sí, que la indemnización fuera al 50% de lo que establece el artículo 245 invocando que la causal del mismo tuvo origen en fuerza mayor o en la falta o disminución del trabajo no imputable al empleador.
Un punto también relevante a mencionar es que la confección de la notificación por parte del empleador se despachó el día 30 de marzo, pero fue entregada al trabajador el día 6 de abril. Y fue el 31 de marzo cuando se publicó el DNU 329/20 que en su artículo 2 estableció la suspensión por el término de 60 días de los despidos sin justa causa (art. 245 L.C.T) y los despidos cuya causa sean la fuerza mayor o la falta o disminución del trabajo (art. 247 L.C.T).
La magistrada entendió amparándose en la jurisprudencia del Máximo Tribunal de Justicia que las notificaciones son recepticias y por tanto debe tomarse como fecha de conocimiento del despido el día 6 de abril, momento en el cual se encontraba vigente la prohibición establecida por el citado DNU.
Además el Juzgado realizó un extenso desarrollo sobre su intervención, al considerar el D.N.U 297/20, las Resoluciones de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo 6, 9, 15 y 16 todas ellas del 2020, y las Acordadas 6, 9, 10 y 12 de la C.S.J.N del mismo año en directa relación con la prestación del servicio de justicia en las actuales condiciones de aislamiento social obligatorio y preventivo debido a la pandemia del Covid19. Tanto las resoluciones de la C.N.A.T como las Acordadas de la C.S.J.N regulan la prestación actual del servicio de justicia, su acotada intervención, y su habilitación extraordinaria para casos que lo ameriten.

Accedé al Fallo

 

Fuente: http://www.palabrasdelderecho.com.ar/articulo.php?id=1390