La Junta de Presidentes de Cámaras Nacionales y Federales reclamó al Consejo de la Magistratura por la crisis presupuestaria que atraviesa el Poder Judicial

Catalogaron como de “extrema gravedad” la situación de los juzgados y tribunales. 

 

La Junta de Presidentes de las Cámaras Nacionales y Federales de la República Argentina, presidida por el juez Javier Leal de Ibarra, reclamó al Consejo de la Magistratura por la “crítica” situación presupuestaria que atraviesa el Poder Judicial.
En una breve presentación ante el pleno del órgano, Leal de Ibarra explicó que las dependencias judiciales se encuentran en una “situación de extrema gravedad”. El reclamo contó con el acompañamiento de los presidentes de las Cámaras de todo el país. “Tratamos de llevar adelante nuestra tarea de la mejor manera posible, pero la situación nos está tapando”, dijo.
El titular de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia expuso las diversas problemáticas, como la falta de pago al personal de limpieza y las deudas de alquileres de inmuebles.  “Lo obstáculos cada vez son mayores”, sostuvo y advirtió: “Las carencias son enormes”.
“La Cámara de Seguridad Social tiene 700 mil expedientes tirados en los pasillos sin poder archivarlos”, ejemplificó Leal de Ibarra en relación las graves deficiencias edilicias que afectan al Poder Judicial.
En cuanto a la falta de inversión, el camarista destacó que el 97 por ciento del presupuesto se destina a sueldos y añadió que esta suma legaría al 100 por ciento en el mes de octubre. A esta situación se suma  la falta de edificios propios, lo que obliga al Poder Judicial a desembolsar grandes sumas en alquileres. “Se pagan fortunas cuando se podrían comprar inmuebles”, aseguró.
También calificó de “extrema” la situación en la que se encuentran actualmente los juzgados electorales y aseguró que se trabaja con “tecnología obsoleta” y con “faltante de personal”.  “Si fracasan las elecciones, ¿Quién va a ser el pato de la boda?”, cuestionó.

Desde la Administración del Poder Judicial admitieron las falencias, como así también la necesidad de resolver a corto plazo los problemas más urgentes. “Tenemos que sentarnos a discutir y planificar a largo plazo un plan de inversión”, consignaron las autoridades.

 

Fuente: www.diariojudicial.com