La Cámara de Apelaciones en lo Civil retomó la actividad bajo la modalidad mixta de teletrabajo y tareas presenciales

El Tribunal de Superintendencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil delineó las recomendaciones y medidas de prevención para el retorno dispuesto por la Corte Suprema de Justicia.
Mediante la resolución 718/20, el fuero Civil dispuso que “el retorno al trabajo en el ámbito de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, lo será bajo la modalidad mixta de teletrabajo y desarrollo de tareas presenciales”. Para ello, se establecerán grupos, de no más de un tercio de la dotación, -cuya configuración debe contemplar la concurrencia de cargos jerárquicos, administrativos y en su caso, de maestranza-, quienes deberán concurrir a prestar servicio rotativamente en modo presencial, y el resto del plantel trabajará de forma remota.
También se recordó el uso obligatorio de máscaras faciales, que “serán proveídas por la Intendencia para el personal de las Mesas de Entradas de todas las dependencias y personal de porterías”. Los trabajadores y público general deberán ingresar a los edificios con tapabocas, el que también deberá utilizarse durante toda la jornada laboral, en la medida que se requiera interacción social. Los Juzgados de Primera Instancia deberán observar pautas similares a partir de próximo lunes.]
En el ingreso a las dependencias, según la resolución, se testeará la temperatura corporal de toda persona. El testeo lo realizará personal de Intendencia, quien deberá contar con los elementos de protección necesarios. A fin de facilitar tal operatoria, se formarán dos filas, una para testear al personal del Poder Judicial de la Nación y otra para el público en general.
Se aclaró, asimismo, que “no se permitirá el ingreso de persona alguna, en ninguna circunstancia, cuando por razón de cupo, no pueda garantizarse la observación de la distancia socia obligatoria de dos metros, debiendo esperar en su caso, en fila en la vereda, observándose también el distanciamiento social”.
Tampoco se permitirá “bajo ninguna circunstancia el ingreso de proveedores no autorizados por la Intendencia y en ningún caso, está permitido el ingreso de delivery", y aquellas personas eventualmente interesadas "podrán recoger su pedido afuera del edificio”.
El horario de atención al público se extenderá desde las 9.30 hasta las 13.30 horas, y a fin de “posibilitar el ingreso de público en general a las Mesas de Entradas, cuando ello resultare estrictamente necesario, deberá solicitarse turno previamente” por correo electrónico. 

 

Fuente: http://www.diariojudicial.com