La Justicia de Córdoba llevó a cabo el primer juicio íntegramente realizado por videoconferencia

El martes 7 de abril se llevó a cabo el primer juicio penal desarrollado de manera completamente remota a través de videoconferencia.
El proceso fue presidido por la camarista María de los Ángeles Palacio de Arato, vocal de la Cámara en lo Criminal y Correccional de 3° Nominación. Por tratarse de la primera experiencia, lo hizo desde una sala de videoconferencia ubicada en el edificio de Tribunales II, de la ciudad de Córdoba.
En tanto, el asesor letrado y el fiscal de cámara participaron desde sus respectivas oficinas, mientras que el acusado intervino desde la cárcel de Bouwer, a través de un equipo de la red que pertenece al Gobierno provincial.
A la vez, el desarrollo del proceso fue monitoreado por el responsable de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) y el equipo de trabajo de la Subárea de Gestión de Telecomunicaciones del Poder Judicial, desde sus respectivos domicilios a través de dispositivos móviles.
La audiencia se desarrolló sin inconvenientes. El acusado aceptó su responsabilidad en el marco del procedimiento abreviado, previsto en el artículo 415 del Código Procesal Penal de Córdoba.
Se le impuso una pena de un año de prisión en forma de ejecución condicional por el delito de desobediencia a una orden judicial continuada reiterada y se le fijaron siguientes reglas de conducta que deberá cumplir por el término de dos años. El imputado estaba detenido en el establecimiento penitenciario de Bouwer desde hacía seis meses y se trataba de su primer ilícito.
La tecnología utilizada es una “solución de colaboración” propia, adquirida por el Poder Judicial de Córdoba, administrada y desplegada totalmente por el Área de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) del Poder Judicial. Es importante destacar que todos los puntos remotos confluyen en una sala virtual y que los registros quedan alojados en un servidor propio, con todas las medidas de seguridad que el tratamiento de información sensible exige. A diferencia de lo que sucede con otras aplicaciones y tecnologías aplicadas con la misma finalidad, ésta no deja grabada comunicación alguna en servidores públicos (en la nube o internet).
Según informaron desde el TSJ, la solución se viene implementando desde el 2015 y está integrada a todo el sistema de telefonía de tribunales de toda la provincia. Todas las cabeceras de circunscripción cuentan con equipos de videoconferencia funcionando, además, se encuentran instalados a la fecha en 18 de las 23 sedes del interior de la provincia.
Durante 2019 se realizaron 5600 videoconferencias entre asesores letrados de penados, en conexión punto a punto, con sus defendidos detenidos en los distintos complejos carcelarios de la provincia. También se utiliza regularmente para audiencias de mediación o toma de testimonios en juicios, cuando una de las partes por alguna circunstancia especial no pueda asistir presencialmente a las salas físicas de tribunales.  Es asimismo muy requerida la solución tecnológica en comunicaciones necesarias dentro de los procesos de restitución internacional de menores.
 
Fuente: www.carlospazvivo.com