Habilitaron la Feria Judicial para resolver un pedido de alimentos en el marco de una denuncia por violencia familiar

La decisión trató únicamente los alimentos provisorios pedidos de modo cautelar y fue tomada en base a lo establecido en la Acordada 6/2020.

La Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, con firma de los jueces Gastón Polo Olivera y Marcela Pérez Pardo, decidió, en un fallo del día de ayer, habilitar la feria judicial extraordinaria dispuesta por la acordada 6/2020 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para resolver el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia de primera instancia que rechazó el pedido de alimentos provisorios solicitado por la denunciante en el marco de un caso de violencia familiar. El Tribunal revocó la sentencia y estableció una contribución alimentaria de diez mil pesos a favor de la niña, hija de la denunciante y el denunciado.
En el caso existieron dos denuncias ante la Oficina de Violencia Doméstica, interpuestas por la señora D., contra el padre de su hija, por violencia económica y física, entre otras cuestiones. La jueza interviniente dispuso medidas de protección que se encuentran actualmente vigentes, y la posterior entrega de un botón antipánico. Sin embargo, desestimó el pedido de alimentos provisorios y le hizo saber a la denunciante que debía hacer valer su pretensión por la vía y forma correspondiente.
Es por ello que interpuso recurso de apelación, solicitando la habilitación de la feria judicial extraordinaria. La urgencia del pedido de alimentos provisorios se basó en proteger los intereses de la niña de ocho años de edad y su madre “en el marco de un proceso especial diseñado para prevenir y/o evitar el agravamiento de situaciones de violencia familiar y de género”, y con el fin de solventar los gastos en el contexto actual de emergencia sanitaria.
La Cámara entendió que corresponde habilitar la feria judicial, aunque sólo para tratar lo atinente a la medida cautelar. Recuerdan que la acordada 6/2020 de la Corte Suprema dispone que los magistrados judiciales tienen facultades para llevar a cabo “los actos procesales que no admitan demora o medidas que de no practicarse pudieren causar un perjuicio irreparable”; y establece que debe tenerse especial consideración, entre otras, a cuestiones vinculadas con “asuntos de familia urgentes, resguardo de menores, violencia de género”.
Por otra parte, en cuanto a la cuestión de fondo, sostuvieron que “la circunstancia de que existan otras vías para reclamar una contribución alimentaria no puede privar a la denunciante del derecho a requerir una solución transitoria y urgente destinada a regir durante la vigencia de la medida cautelar principal”; y que la fijación de los alimentos provisorios, como medida cautelar, no requiere el análisis pormenorizado de las manifestaciones sujetas a prueba, lo que será materia de debate posterior. La determinación de la medida busca cubrir las necesidades imprescindibles del alimentado hasta que se pueda determinar la contribución definitiva.
Cabe aclarar que, para determinar la suma de la cuota provisoria de alimentos, se tuvo en cuenta la repercusión económica que el aislamiento social, preventivo y obligatorio tendrá tanto en la apelante como en el propio denunciado; fijándola así en una suma de diez mil pesos, a pagarse a partir del mes de abril en curso hasta el 30 de junio del corriente año.

 

Fuente: www.palabrasdelderecho.com.ar